domingo, 8 de abril de 2012

Encastre de ranura recta para escalera alpina

Ya hemos preparado la madera, es hora de realizar el marcado o planteo de los escalones y luego pues comenzar a trabajar la madera en los que serán los encastres de los escalones, o cubas.

Debemos tener especial cuidado en el ángulo que daremos a los encastre, esto pues ya luego de abierta la escalera los escalones deben quedar nivelados, de lo contrario la escalera será muy incomoda y podemos resbalar cuando estemos sobre ella.-

En ese entonces daremos un ángulo que será proporcional al ángulo de abertura, sendo para el ejemplo de un desfase de 2 cm, es decir que marcaremos con la escuadra dos perpendiculares separadas a esta distancia y uniremos luego sus puntas, con esto conseguiremos el ángulo deseado, pudiendo utilizar una escuadra móvil para transportar el ángulo, pues como no la tenemos utilizaremos esta técnica y realizaremos la marca en los
dos largueros simultáneamente.


Debemos tener en cuenta que los largueros son negativos entre si, es decir que los ángulos se copian como si tuvieran frente a ellos un espejo, de lo contrario no coincidirán los escalones. Debiendo dar vuelta el larguero pudiendo no coincidir las distancias.

                                                                                  
La media para ahorrar madera entre escalón y escalón es de 22 cm, esto proporciona una subida ágil y una estabilidad estructural cómoda, pero esto queda a criterio de cada constructor, así que desde aquí ustedes deciden que distancia habrá entre huella y huella, eso sí, la distancia entre escalón y escalón debe ser siempre la misma y el ajuste del inglete del escalón deberá ser proporcional a la apertura que pretendamos dar a la base de la escalera.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada